Cómo se realiza...?

Si bien existe la posibilidad de recuperar los embriones originados en el seno materno con lavados uterinos, lo aconsejable es obtenerlos con los procedimientos de fertilización in vitro.

Además para minimizar los riesgos de contaminación con células parentales y/o ajenas, lo recomendable es con el procedimiento ICSI, donde el operador inyecta un solo espermatozoide en cada uno de los óvulos desprovistos de células de la granulosa y lavados.

La mujer debe recibir medicación hormonal para que pueda madurar varios folículos. Posteriormente los folículos maduros son aspirados para recuperar los óvulos.

El varón debe obtener una muestra de semen el día de la aspiración de los folículos, de lo contrario deberá tener la muestra congelada.

Los óvulos y el semen son procesados antes de realizar el procedimiento ICSI. Los óvulos fecundados normalmente se mantienen en cultivo por tres días.

Solamente los embriones que hayan alcanzado el desarrollo de 8 células en día 3 ó el estado de balstocisto en día 5 serán biopsiados.

Una o dos células, dependiendo de los estudios a realizar, serán extraídas de cada uno de los embriones de 8 células y varias células del trofoectodermo del blastocisto, las que posteriormente serán analizadas de acuerdo con el desórden que aqueja a la pareja.

Para extraer una o dos células del embrión, primeramente hay que perforar la membrana pelúcida (ZP) que contiene al embrión.

La apertura de la ZP puede realizarse de varias maneras:

1) Mecánica: tratando de cortar con ayuda de una pipeta un segmento de la misma

2) Química: tratando de disolverla con una solución ácida

 

 

 

3) Con Láser: haciendo algunos disparos de láser modulados a través del sistema óptico del microscopio. Nosotros preferimos este último método porque en un solo paso permite la aspiración de la blastómera y por sobre todo por considerarlo más inócuo para la sobrevida del embrión.

 

 

 

Previo a la biopsia, los embriones son colocados en un medio adecuado para aflojar las uniones celulares. Posteriormente son colocados cada uno de ellos en microgotas bajo aceite perfectamente rotulados. Con ayuda del microscopio micromanipulativo, el embrión que va a ser biopsiado se coloca en el centro del campo y se lo enfoca con el objetivo de 400 aumentos el cual permite el paso de los rayos láser. Se selecciona la blastómera que va a ser extraída posicionándola a la hora 3 y se sujeta al embrión en hora 9 con una pipeta sujetora.

La célula que se elige debe tener un solo núcleo. De acuerdo al tamaño de la célula, se practica uno o dos disparos de 15 milisegundos con láser en la ZP adyacente a la blastómera que se desea extraer. Perforada la membrana se introduce la pipeta y se aspira suavemente la blastómera hasta retirarla. Cuando se realiza biopsia de trofoectodermo es preferible perforar la membrana en día 4 y obtener parte del trofoectodermo eclosionado.

Extraída la célula, si el defecto es cromosómico es evaluada con la técnica de hibridación in situ fluorescente (FISH), CGH o PCR fluorescente. En cambio, si el trastorno es génico se analizará por minisecuenciación o por análisis de ligamiento.

 

 

No deje de ver el video demostrativo de cómo practicamos la biopsia embrionaria.